Precio: 125€

Deseamos ofrecer a nuestros clientes un producto de la mayor confianza. Tradicionalmente con gran oferta-demanda en la economía doméstica, en nuestra región.
Debido a esta gran rotación, y a un histórico uso defectuoso, atribuible al uso extendido de máquinas poco eficientes (cocina leña antiguas). 

Entendemos que el panorama actual debe cambiar y orientarse a una comercialización de combustibles de la mejor calidad, que redunde en la obtención del mejor rendimiento en las máquinas.

Bien aconsejados por los mas prestigiosos fabricantes, en sus manuales, nos recomiendan no quemar especies resinosas (pino, tuya, etc) o el porcentaje de humedad exceda 15%.


La "LEÑA DE ROBLE", es una de las mejores opciones para alimentar nuestras estufas, especie de alta densidad (dura mas cada carga de leña) y buena disponibilidad en los bosques de nuestro entorno.
Entendemos que el proceso de secado es el eslabón mas es débil de la cadena, hasta que el producto es quemado.

Las directrices a seguir en el proceso de secado están muy claras. La tradición y buen hacer que alcanzaran nuestros antepasados se pierde, y el vértigo del ritmo de vida actual, esconde vicios que a la larga repercuten directamente en nuestra economía sin darnos cuenta.

Causa-efecto de una combustión de leña con exceso de humedad:

  •  obtenemos la mitad de calorífico, debemos comprar mas cantidad, pues parte del calor se emplea en evaporar la humedad del interior del tronco.
  • quema mas rápido. La regulación primario-secundario deben estar mas abiertos para permitir la entrada de un exceso de oxigeno, para así, dar mal quemado.
  • anulamos los beneficios (altos rendimientos, bajas emisiones) que puedan aportar los aparatos ecológicos modernos con doble combustión, etc.
  •  la humedad, (que no se ve, una vez el aparato alcanza temperatura de funcionamiento) oxida el hierro que contiene la fundición, hasta de la mejor calidad.
  • el mismo vapor de agua que al mezclarse con el teórico polvo seco de la ceniza, tiene un efecto de nombre Creosota y la wikipedia se encarga de definir, y adjunto.
  • incremento de las visitas del deshollinador, mas mantenimiento igual a mas gastos.

La Creosota se produce como un subproducto de la combustión de la leña (que al ser quemada produce 

ácido acético

 y piroleñoso; los cuales al combinarse con la humedad expedida en el proceso, forman la Creosota). este desecho se adhiere principalmente en las paredes interiores de los tubos (caños), y en los conductos de la cámara de combustión de las estufas que utilizan este combustible.


Su presencia en los cañones y conductos provoca que el proceso de encendido de la estufa sea lento y tedioso, al dificultarse el poder lograr una buena combustión e impidiendo el correcto funcionamiento de la estufa.

Para evitar su formación, cada vez que recargue leña se debe utilizar la estufa con la entrada de aire en posición máxima durante varios minutos; con lo cual la leña rápidamente cambia su estado de carbón y se queman los vapores. Igualmente se debe usar sólo leña seca, y se debe evitar que exista filtración de agua al equipo entre las uniones exteriores de los cañones de la estufa o chimeneas. Para el caso de utilizar estufas a leña en lugares muy fríos, el encamisado de los cañones de la chimenea es fundamental para evitar que se dificulte el tiraje y con ello baje la temperatura del cañón (una baja temperatura del cañón provoca que este se tapone con hollín, ya que cuando el caño está caliente no se endurece la creosota.

Debemos procurar que los troncos de roble, como son extraídos de los montes, permanezcan a la intemperie durante un periodo mínimo de una año. Al término del cual procedemos a cortar, de dimensión que convenga para cada máquina. 

¡Atención! que no hemos acabado, la leña así troceada la debemos estibar = distribuir ordenadamente en hileras con espacios entre ellas, para que pueda circular el aire y en un periodo aproximado de 6 meses , comprobamos que hemos obtenido el porcentaje de humedad deseado.

Con una simple cobertura, puede ser una chapa, un tablero, etc, evitaremos las lluvias que caigan por la parte superior y el resto permanece al aire, secando. No se tapa con un plástico que condensa la humedad en su interior y no deja circular el aire. No se amontona en el interior de un galpón, bodega, etc. donde al no circular el aire no seca.

Siguiendo estas directrices, procesamos troncos de leña de roble lo mas gruesos posible, descartando en la medida, también, de lo posible las ramas mas delgadas.

La ofrecemos estibada a mano ( con gran cariño por parte nuestro profesional personal, de manera que quepa la mayor cantidad posible de leña, tratando que no queden los perniciosos y antieconómicos huecos entre troncos) sobre un pallet de madera. Dimensión exterior aproximada de un metro por cada uno de sus lados. 

Trabajamos para alcanzar máxima satisfacción y confianza de nuestros clientes.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted